Hanna Montada es una jovencita madrileña que tiene ya sobrada experiencia en el mundo del porno. Hanna adora el sexo por encima de todas las cosas. Por sus venas corre sangre de auténtica zorra: ha estado con más de cien tíos a lo larga de su vida, ha tenido más de dos pollas para ella sola, le encanta que la follen duro, que la azoten fuerte, nada de mariconadas. Su debut con CumLouder no pasará desapercibido.

Era cuestión de tiempo que esta tradicional jamona con cara de estrella del pop juvenil aterrizara en el porno en algún momento de su vida. No en vano, su mayor afición es el sexo y por entre sus piernas han pasado ya más de un centenar de afortunados que le han servido de entrenamiento para convertirse en una niña prodigio del porno español.

Veremos hasta donde le lleva su voraz hambre de rabio, pero a juzgar por sus escenas para Cumlouder, la cosa pinta muy bien.